Atín Aya, arte documental y humano

Una de las cosas más atrayentes de la fotografía es que es prácticamente inabarcable. El hecho democrático y universal de la fotografía provoca que continuamente te lleguen imágenes y más imágenes que despiertan la curiosidad. Y no sólo de fotógrafos contemporáneos y actuales. También el pasado más o menos reciente está lleno de creadores que, sin tener el renombre de los grandes referentes icónicos de la historia de la fotografía, tienen una obra honesta que merece ser revisada con detenimiento. El ojo vivo y despierto debe estar preparado en cualquier momento para la sorpresa, y la obra del fotógrafo Atín Aya es de esas que merece ser descubierta.

Desarrollando principalmente su trabajo como fotoperiodista para medios como Diario 16 y ABC, este fotógrafo nacido en Sevilla en 1955, creó unas fotografías en paralelo a su ocupación en la prensa escrita, y luego ya dedicado en cuerpo y alma a sus proyectos personales, que destacan por su gusto por el detalle y la composición. Con la fuerza del blanco y negro más primario, Aya nos envuelve en un retrato de personajes anónimos de aspecto intenso y desgarrado. Seres de verdad, auténticos, envueltos en paisajes de verdad, como en su apasionante trabajo “Marismas del Guadalquivir”, su proyecto en mi opinión más interesante y completo.

Una exposición en el Centro Cultural Cajasol de Sevilla y una nueva página web donde podemos contemplar su trabajo, han vuelto a poner de actualidad a un artista que nos dejó demasiado pronto, con sólo 52 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: