“Desert Cantos”, la obra épica de Richard Misrach

Un proyecto fotográfico puede llevarte días, meses, años o casi toda una vida. Este último caso es el de Richard Misrach con su obra “Desert Cantos”. Un trabajo que comenzó allá por 1979 y que le ha llevado a fotografiar el desierto norteamericano durante más de dos décadas, en lo que sin duda se ha convertido en uno de los ensayos fotográficos más importantes del siglo XX.

Otro día podremos analizar la biografía y la profundidad de la obra de Misrach, pero hoy nos vamos a centrar en ese verdadero poema épico que el artista norteamericano ha ido construyendo durante todo este tiempo. Y nos referimos a este trabajo como poema épico, de la manera más apropiada en este caso, por la propia inspiración de Misrach, que, llevado por los escritos de Ezra Pound, decidió ir elaborando las piezas de este conjunto como los cantos en los que se divide este tipo de obra literaria.

En los recuerdos de las vacaciones familiares de Richard Misrach, encontramos el inicio de su fascinación por el desierto, como lugar mágico donde la luz, la soledad y el silencio se funden hasta completar un equilibrio seductor para todo aquel que procede de una gran metrópoli, como en su caso, Los Ángeles. Y sobre este gran escenario ha plasmado una personalidad artística que se mueve entre la frontera de lo metafórico y lo social, del interés cultural y las preocupaciones políticas de nuestro tiempo.

Y si en otros fotógrafos, como Edward Burtynsky, encontramos esos mismos intereses por la transformación del paisaje por la mano del hombre, sea del tipo que sea, en Misrach todo queda tamizado por una visión más espiritual y menos evidente. Aunque a  lo largo de los 28 cantos que ha ido elaborando durante todos estos años, sí encontramos piezas definidas y directas, siempre descubrimos la mano de un creador encarnado más en la mano de un poeta que en la de un documentalista.

E incluso podríamos ir más allá, comparándolo con el gran paisajista romántico norteamericano, Ansel Adams, con el que comparte ese amor por la naturaleza y ese uso de la cámara de gran formato de 8×10 pulgadas para plasmar toda esa inmensidad con la máxima información y detalle. Pero donde en Adams es blanco y negro, en Misrach es color. Y donde en Adams es una naturaleza prístina e idealizada, en Misrach el desierto se muestra tal como es, modificado por una civilización del siglo XX que ha dejado su sello en forma de gasolineras, luces de neón, restaurantes de carretera, urbanizaciones sin fin y otra serie de estragos.

The Terrain, The Event, The Flood, The Fires, The War, The Pit, Desert Seas… son algunos de los títulos de estos cantos, varios de los cuales se componen de unas pocas fotografías, y otros abarcan decenas de imágenes. A medida que iba finalizando estas piezas, Misrach iba publicándolas en forma de libros, desgranados durante el transcurso de más de veinte años.

Unas veces centra su atención en los efectos de las pruebas militares del ejército estadounidense en el desierto, y en otras ocasiones, su ojo se deja embriagar más por la parte emocional de su cerebro, con temas menos acotados. Pero siempre está presente una exuberante riqueza sensorial y un misterio que emana de la compleja sencillez en la que se convierte una fotografía cuando su creador conoce todas las posibilidades del medio. Y además, Misrach sabe conseguir unas imágenes formalmente atractivas, donde el cuidado de la luz, la estructura y la composición no son dejados nunca de lado.

Las fotografías seleccionadas a continuación forman parte de diferentes piezas de “Desert Cantos”:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: