La estética del fotoperiodismo: la guerra en Siria

Decía Susan Sontag que la capacidad que tenía la fotografía para embellecer todo lo que inmortalizaba, la invalidaba como documento para comunicar la verdad.  Y Walter Benjamin dijo que “la fotografía ha logrado transformar la más abyecta pobreza, encarándola de una manera estilizada, técnicamente perfecta, en objeto placentero”.

Si aplicáramos estas reflexiones a la fotografía de guerra actual, muchos pondrían en cuestión el grado de cuidado estético que vemos en las imágenes que nos llegan de los últimos conflictos armados. Y habría que dirimir hasta qué punto la forma debe primar sobre el contenido, y hasta qué punto el mensaje se ve tamizado por la observación de una instantánea externamente bella. Es evidente que ello podría generar un intenso debate, pero aquí sólo quiero exponer estos pensamientos de dos grandes teóricos de la fotografía, para que todos reflexionemos en torno al papel del fotoperiodista y la imagen fija en las noticias.

La competencia entre los medios y las agencias en un mercado más global, pero más reducido económicamente hablando, y entre los propios fotoperiodistas, que se desplazan en gran número a las zonas de conflicto, provoca también que la diferencia entre unas imágenes y otras, las marque ese gusto personal a la hora de realizar la fotografía o editarla. Y todo ello, evidentemente, con el enorme mérito de encontrarse en situaciones límite, a riesgo de su propia vida, teniendo el fotógrafo que tomar toda una serie de decisiones de orden estético y técnico bajo una enorme presión.

Centrándonos en el último conflicto armado del que nos están llegando abundantes imágenes, el de Siria, es notable la calidad del trabajo que están realizando diferentes fotógrafos allí. Destacan especialmente las fotografías del mexicano Narciso Contreras, que con un exquisito tratamiento de la luz y la composición, está dejando una buena colección de magníficas fotografías. En sus imágenes nada parece dejado al azar, y todo tiene una intención precisa.

Narciso Contreras forma parte de esa nueva generación de fotoperiodistas educados en diferentes géneros, y que no desdeñan el aprendizaje que puede suponer conocer el trabajo de otro tipo de profesionales de la imagen, aunque pertenezcan a escenarios alejados del fotoperiodismo.  Algo que aporta un plus de calidad a su trabajo.

Entre los fotoperiodistas que están desplazados a Siria, también podríamos señalar las fotografías de Javier Manzano, también mexicano, y del español, Manu Brabo. En ambos casos, igualmente, dentro de las terribles situaciones que reflejan, podemos contemplar un buen conocimiento de la técnica y la composición más efectiva. Y tal vez para muchos resulte obsceno que hablemos de estos aspectos, pero es evidente que es algo que está presente en las fotografías, y en la mente del fotógrafo de una u otra manera a la hora de realizarlas.

La segunda fotografía seleccionada de Javier Manzano parece casi irreal por lo espectacular que son este tipo de imágenes nocturnas, pero observamos en una esquina el fuego y el humo provocado por algún combate entre las fuerzas rebeldes y el ejército sirio. ¿Vemos lo bello y no lo terrible?, ¿qué busca el fotógrafo con fotografías así?, ¿necesitamos este tipo de fotografías para describir un conflicto bélico?. Darían para un intenso debate estas preguntas. Al final, las fotografías son opiniones, fruto de una serie de decisiones personales, que no tienen por qué coincidir necesariamente con las nuestras.

Violence continues to sweep across Aleppo

© Narciso Contreras

Living under siege: Victory

© Narciso Contreras

narciso-contreras-siria-03

© Narciso Contreras

Syrian Civil War

© Narciso Contreras

A father cries while his children are being treated in a local hospital

© Javier Manzano

javier-manzano-siria-01

© Javier Manzano

javier-manzano-siria-03

© Javier Manzano (mismo lugar que Narciso Contreras, diferente ángulo)

manu-brabo-siria-03

© Manu Brabo

manu-brabo-siria-02

© Manu Brabo

manu-brabo-siria-01

© Manu Brabo

Anuncios

5 pensamientos en “La estética del fotoperiodismo: la guerra en Siria

  1. […] un tema recurrente y que ya tratamos de alguna manera en un artículo previo, que puede consultarse aquí. Y es que, ¿quién marca los límites?, sabiendo que, al igual que se hacía en la fotografía […]

  2. Manuel Solis 8 marzo, 2013 en 12:40 am Reply

    Reblogged this on ficcionomicón.

  3. […] É notável a qualidade do trabalho que estão realizando na Síria muitos fotógrafos. Destacam-se, especialmente, as fotografias do mexicano Narciso Contreras, que com um singular tratamento da luz e composição está deixando uma boa colecção de magníficas fotografías. Nas suas imagens nada parece ser deixado ao acaso e tudo tem una intenção precisa. Ler mais… […]

  4. […] Comienzo el sábado con dos lecturas recomendadas. Pere Chuliá comparte un artículo de Manuel Recio publicado en Jot Down sobre los orígenes del jazz en Nueva Orleans. El fotógrafo Vincent Bosch me sugiere una reflexión de David Garcia sobre “La estética del fotoperiodismo: la guerra de Siria. […]

  5. […] Muy recomendable la lectura del texto completo en: La estética del fotoperiodismo: la guerra en Siria | Oda a Niepce.. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: