Raíces: Walker Evans y George Georgiou

Walker Evans (1903-1975) representó la llegada de un documentalismo que observaba el mundo utilizando la fotografía como herramienta escrutadora de la realidad, y George Georgiou (nacido en 1961), muchas décadas después, encarna esa contemporánea manera de registrar la realidad con una estética que busca diferentes formas de representar el mundo actual, a medio camino entre el fotoperiodismo y la fotografía de autor. Tal es así, que, partiendo de unas raíces fotoperiodísticas, Georgiou fue escogido en 2011 por el Museo de Arte Moderno de Nueva York en su anual selección de autores que encarnan  la “nueva fotografía”.

Seguramente George Georgiou conoce ampliamente la obra de Evans, y le tiene como referente dentro de su obra documental, lo que no es tan seguro es que se inspirara en un trabajo realizado para la revista Fortune por parte del fotógrafo norteamericano para la estética de unos retratos anónimos situados en la Plaza Taksim de Estambul.  Y es que repasando para la sección “Extrañados” el trabajo que firmó Walker Evans para Fortune, contemplamos su ensayo titulado “Labor Anonymous”, donde una serie de trabajadores son fotografiados contra un fondo uniforme y liso con un aspecto, al menos en apariencia, de no ser retratos posados.

Y este trabajo de Walker Evans, nos recordó inmediatamente las fotografías que realizó George Georgiou dentro de sus numerosas series dedicadas a Turquía. En este caso, ciudadanos anónimos son fotografiados contra el cielo en la Plaza Taksim, que representa la zona moderna de Estambul y es un símbolo del aperturismo dentro de un país que se debate entre la tradición, la religión y la profundización de la democracia y las libertades. Igualmente, los retratos tienen la verosimilitud del “cazado” espontáneo en lo que parecen ser transeúntes despreocupados y sin conciencia de estar siendo fotografiados, y sí más pendientes de sus preocupaciones diarias.

El aislamiento de la persona que provoca el fondo en ambos casos es evidente, y nos sirve para centrarnos en el retratado, jugando con la neutralidad del fondo uniforme, más propio del estudio, y la autenticidad que aporta la falta de pose y la aparente espontaneidad. Incluso si siguiéramos indagando en este tipo de señas de identidad, podríamos recordar otros proyectos. Por ejemplo, las fotografías realizadas por Philip-Lorca diCorcia en Times Square a personas anónimas que quedaban descontextualizadas y separadas de la realidad gracias al efecto de los flashes escondidos que utilizó diCorcia para este trabajo. De la misma manera, encontramos gente anónima, aislada y creíble.

walker-evans-fortune-01

© Walker Evans para Fortune

The new Turks

© George Georgiou

The new Turks

© George Georgiou

The new Turks

© George Georgiou

The new Turks

© George Georgiou

The new Turks

© George Georgiou

The new Turks

© George Georgiou

The new Turks

© George Georgiou

Philip-Lorca diCorcia

© Philip-Lorca diCorcia

Philip-Lorca-diCorcia-new-york-heads-01

© Philip-Lorca diCorcia

Philip-Lorca-diCorcia-new-york-heads-02

© Philip-Lorca diCorcia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: