Alexander Gardner: Retratar al asesino y a la víctima

No sé si habrá muchos casos a lo largo de la historia de la fotografía, pero el caso de Alexander Gardner (1821-1882) es tremendamente singular. El fotógrafo norteamericano, uno de los grandes retratistas del siglo XIX, es conocido por haber inmortalizado a Abraham Lincoln (1808-1865), tal vez realizando alguna de las imágenes más conocidas del presidente estadounidense.   Pero es menos conocido que también retrató al que más tarde se convertiría en el asesino de Lincoln, el actor John Wilkes Booth (1838-1865), un apasionando defensor de los estados confederados y de la esclavitud.

Le fotografió en 1863, dos años antes de que Booth, junto a otra serie de seguidores del bando perdedor de la guerra de secesión norteamericana, organizara un plan para asesinar a las principales personalidades políticas de los Estados Unidos, que sólo se cumplió en el caso de Lincoln. Curiosamente, corre la leyenda de que el cadáver del asesino de Lincoln, que murió pocos días después de haber acabado con la vida del presidente norteamericano, fue fotografiado también por Gardner y su ayudante Timothy O’ Sullivan, pero esa fotografía se perdió, dando pábulo a teorías conspiranoicas en relación a su muerte.

alexander-gardner-abraham-lincoln-1865

© Alexander Gardner, “Abraham Lincoln”

alexander-gardner-John_Wilkes_Booth-portrait-1863

© Alexander Gardner, “John Wilkes Booth”

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: