Archivo de la etiqueta: Tony Ray-Jones

Chris Killip, el fotógrafo de la “era Thatcher”

Después de establecer un diálogo hace unas semanas entre el trabajo de Tony Ray-Jones y Martin Parr, vamos a detenernos hoy en otro fotógrafo inglés de la misma generación. Se trata de Chris Killip (1946, Isla de Man, Inglaterra), uno de los nombres imprescindibles de la fotografía contemporánea británica. Podríamos decir que Killip ha quedado para la historia como el narrador fotográfico de la Inglaterra de los duros años 80, como Kean Loach lo ha sido a nivel cinematográfico. A diferencia de Tony Ray-Jones o Martin Parr, en Chris Killip no encontramos ese guiño mordaz, o ese giro visual ácido. Sus imágenes son francas y crudas, pero ricas, simbólicas y honestas. El fotolibro “In Flagrante”, publicado en 1988 y considerado uno de los mejores libros fotográficos de los 80, recoge su trabajo más interesante, el que retrata el “thatcherismo” en su más doliente cara, el de la clase trabajadora que veía como su modo de vida se apagaba sin ninguna consideración ni misericordia. El reflejo de un sector de la población golpeado de forma implacable por el nuevo liberalismo, y que aparece en las fotografías de Killip con un aspecto orgulloso, pero taciturno y derrotado. El realismo del fotógrafo inglés está cargado de subjetividad, de emotividad y lirismo, con un tratamiento respetuoso y con un fuerte aroma a nostalgia.

chris-killip-01

chris-killip-02

chris-killip-03

chris-killip-04

chris-killip-05

chris-killip-06

chris-killip-07

chris-killip-08

Todas las fotografías © Chris Killip

Raíces: Tony Ray-Jones y Martin Parr

Martin Parr (1952) es uno de los fotógrafos más populares e influyentes dentro de lo que se ha denominado “nuevo documentalismo”, tan presente y activo en ese magma difícil de delimitar de la fotografía artística contemporánea. Su visión ácida y mordaz de la sociedad británica, que luego ha extendido más allá de las fronteras de su país, nos ha colocado a todos ante las pequeñas y cotidianas miserias de los comportamientos humanos en el interior de la masa ciudadana.

martin-parr-brighton-01

© Martin Parr

martin-parr-brighton-02

© Martin Parr

martin-parr-brighton-05

© Martin Parr

Uno de los antecedentes de la obra de Martin Parr hay que encontrarlo en el trabajo del también inglés Tony Ray-Jones (1941-1972), muerto a una temprana edad a causa de la leucemia, pero que fue capaz en su breve carrera de hacer una radiografía del estilo de vida británico, donde podemos ver una visión similar a los primeros proyectos de Parr.

Tony Ray-Jones pasó varios años estudiando en los Estados Unidos, en la Escuela de Arte de la Universidad de Yale, y más tarde junto al mítico director de arte, Alexey Brodovitch. En los Estados Unidos conoció el trabajo de fotógrafos de calle como Joel Meyerowitz y Garry Winogrand, que influyeron en su obra posterior. A su vuelta a Inglaterra, en 1965, y con todo ese bagaje artístico y cultural, empezó a compaginar su trabajo fotográfico comercial, junto a su interés personal por la sociedad británica. Lamentablemente, una breve y repentina enfermedad acabó con su brillante y talentosa carrera seis años después, en 1971.

1993-5016_44S_65_14A 002

© Tony Ray-Jones

tony-ray-jones-3

© Tony Ray-Jones

Tony-Ray-Jones-004

© Tony Ray-Jones

tony-ray-jones-4-1967

© Tony Ray-Jones

Tony-Ray-Jones-005

© Tony Ray-Jones

Tony-Ray-Jones-006

© Tony Ray-Jones

Tony-Ray-Jones-007

© Tony Ray-Jones

tony-ray-jones-1967

© Tony Ray-Jones

tony-ray-jones-brighton-beach-1966

© Tony Ray-Jones

Martin Parr conoció el trabajo de Tony Ray-Jones en los años 70, cuando él estudiaba fotografía en la Universidad  Politécnica de Manchester, gustándole esa “anarquía y ambigüedad”, y esos “contrastes y esa excentricidad” que reflejaban de forma bizarra la sociedad inglesa del momento.  Inspirado por él, Parr realizó “The Non-Conformists”, dos años después de la muerte de Ray-Jones. Influencia que continuó en los siguientes proyectos de Parr, centrados en Inglaterra, como “Bad Weather” (1982) y “A Fair Day” (1984) y su primero en color, “The Last Resort: Photographs of New Brighton”, donde encontramos esos mismos intereses, y esa fotografía callejera irónica, cargada de demoledora irreverencia. Una visión que se hizo más histriónica con su paso al color, donde el uso del flash y la saturación acentuaron su corrosivo punto de vista, siendo aún más contundente de lo que había sido Tony Ray-Jones.

martin-parr-brighton-03

© Martin Parr

martin-parr-brighton-04

© Martin Parr

martin-parr-brighton-06

© Martin Parr

martin-parr-brighton-07

© Martin Parr

martin-parr-brighton-08

© Martin Parr