The Family of Man, la exposición fotográfica más popular de la historia

Entre los grandes hitos de la historia de la fotografía, sin duda que uno de ellos ha sido la exposición “The Family of Man”, expuesta por primera vez en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1955. Comisariada por Edward Steichen, el director del departamento de fotografía del museo en aquellos momentos, fue la culminación del humanismo que sucedió a los terribles acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial. Y es que la muestra, que reunió 503 fotografías procedentes de 273 fotógrafos de 68 países diferentes, tenía como objetivo documentar sentimientos universales que trascendían las fronteras de los países, y simbolizaban de alguna manera valores que nos unían a los seres humanos como comunidad.

La exposición, una vez exhibida en el Moma, recorrió durante 8 años 37 países distintos, y se calcula que más de 9 millones de personas la contemplaron. El libro que recogió el trabajo se vendió también por millones de ejemplares. En la actualidad, la exposición es mostrada de forma permanente en la localidad de Clervaux, en Luxemburgo, país de origen de Edward Steichen.  Y fue Steichen, gran fotógrafo también, el artífice de la idea de la exposición, que comenzó a preparar tres años antes, en 1952, visitando numerosos países y solicitando imágenes a todo aquel fotógrafo que quisiera participar. A su solicitud, llegó la respuesta en forma de 2 millones de fotografías enviadas desde todas las partes del mundo.

Finalmente, entre los 273 fotógrafos seleccionados (163 norteamericanos) para la exposición, encontramos fotógrafos desconocidos, pero también algunos de los nombres más importantes de la fotografía del siglo XX, con sus imágenes más icónicas, e igualmente con instantáneas menos populares. Por ejemplo, “Migrant Mother” (1936) de Dorothea Lange; la fotografía realizada por W. Eugene Smith a sus hijos en 1946; una imagen familiar de 1953 firmada por Elliott Erwitt, y también fotógrafos como Diane Arbus, Brassai, Helen Levitt, Harry Callahan, Ansel Adams, August Sander, Leon Levinstein, Irving Penn… Una selección que se basó en esta premisa de Steichen:

“Estamos buscando fotografías que abarcan todo el espectro de las relaciones humanas, especialmente las fotografías de la cotidianidad de la las relaciones del hombre consigo mismo, con su familia, con la comunidad, y con el mundo en el que vive. Nuestro campo abarca desde los bebés a los filósofos, desde el jardín de infancia a la universidad, dese los juguetes de los niños hasta investigación científica, de los consejos tribales de los pueblos primitivos a los consejos de las Naciones Unidas. Estamos interesados ​​en los amantes y el matrimonio y los niños que nacen, en la unidad familiar, con sus alegrías y sus tribulaciones, sus arraigadas devociones y sus antagonismos. Queremos mostrar el desinteresado amor de una madre y la sensación de seguridad que le da a sus hijos,  y la casa que crea con todo su esplendor, angustias y gozos, y la mano del padre que guía a su hijo. Con un especial énfasis en los niños, y como la universalidad del hombre no sólo es aceptada, sino que se da por sentado en los niños. Nos preocupa la unidad familiar individual, tal como existe en todo el mundo y sus reacciones a los inicios de la vida y después a través de la muerte. . .”

Y así, bajo este leitmotiv romántico e idealizado de la humanidad, las críticas a la exposición por parte de la comunidad fotográfica y artística fueron tan demoledoras como su éxito de público. Una exposición conservadora, la ideología norteamericana que impregnaba todo, el uso de imágenes documentales excesivamente tiernas y sentimentales, la no inclusión de otro tipo de imágenes “más creativas y artísticas”, la presentación caótica del espacio expositivo, el uso de determinadas citas, extraídas por ejemplo del Génesis… Unas críticas que aún subsisten, de una exposición que hay que colocar en una época concreta, bajo unas premisas ideológicas determinadas. Más allá de todo ello, sí podemos recordar las imágenes, y el intento de Edward Steichen durante su época al frente del Museo de Arte Moderno de Nueva York, de situar en un lugar protagonista a la fotografía, algo que consiguió con “The Family of Man”.

mother-migrant-dorothea-lange-family-of-man-moma

© Dorothea Lange

jack-delano-the-family-of-man-moma

© Jack Delano

w-eugene-smith-children-family-of-man-moma

© W. Eugene Smith

elliot-ewitt-the-family-of-man

© Elliott Erwitt

Etiquetado:, , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: